Arquitectura Griega IIIb – Arquitectura Micénica

Como en otras facetas de su cultura, la arquitectura micénica puede explicarse a través de la integración de elementos indoeuropeos y pelasgos (europeos antiguos). Entre los primeros debemos destacar las fortificaciones y las tumbas; a los últimos corresponde el palacio del rey: el megarón.

1. Arquitectura defensiva.

Lo que más sobrecoge al acercarse a las ruinas de Micenas o Tirinto, es la extraordinaria presencia de sus murallas que se alzan imponentes 35 siglos después de haber sido erigidas; ya en el siglo II, el viajero e historiador griego Pausanias se maravillaba ante los muros de Tirinto: “ La muralla es lo único que de las ruinas queda. Es obra de los cíclopes y esta hecha de piedras sin labrar, de un tamaño tal que no se podría remover de su sitio, ni la mas pequeña, con una pareja de mulos.”


La puerta de los leones

Sigue leyendo

Arquitectura griega IIIa – El pueblo guerrero

Tras el luctuoso e injusto final de la civilización minoica que anteriormente contábamos, a partir del s.XIV AC, los nuevos dominadores del mediterráneo oriental fueron los griegos continentales también llamados aqueos.
Este pueblo resultó ser totalmente opuesto a los minoicos, si aquellos eran pacíficos e igualitarios, estos resultaban agresivos y machistas, si los primeros vivían en sofisticados palacios abiertos al paisaje, los segundos se refugiaban en telúricas fortalezas carentes de lujo y diseñadas principalmente para la defensa.

Posibles reconstrucciones del acceso norte a la ciudadela de Micenas

  Sigue leyendo

Arquitectura griega II – La civilización minoica

En una entrada anterior hemos lanzado la hipótesis de que los órdenes griegos pueden (y tal vez deben) ser estudiados desde una perspectiva memética.

Frente a hipótesis más funcionalistas (materialismo histórico, procesualismo) que definen las sociedades como el resultado de operaciones económicas, militares y tecnológicas (reduciendo la cultura a un subproducto de éstas), la memética defiende la importancia de las ideas (memes) en la formación y desarrollo de las culturas humanas. La novedad del enfoque consiste en considerar que el éxito de una idea (por ejemplo el orden griego, o el alfabeto) no proviene de su utilidad o interés para los humanos, sino de su capacidad “intínseca” de transmitirse y permanecer en la psique colectiva. De este modo se establece una analogía con la genética: la maravillosa variedad del mundo natural no proviene de un Demiurgo; es el resultado de millones de años de evolución “ciega”; igualmente las sociedades humanas en su vastísima diversidad no han sido diseñadas; somos el resultado improbable de una evolución cultural basada en los memes.

Aplicando este razonamiento a los órdenes griegos el primer paso ha de ser esclarecer su origen, para después averiguar las características que les permitieron propagarse hasta resultar hegemónicos en la arquitectura europea.

Y para comenzar esta titánica tarea debemos remontarnos a la más profunda antiguedad, con la llegada de una tribu a las costas del mediterráneo.

Los indoeuropeos

XX siglos antes de Cristo, en el Peloponeso, ásia menor y las islas del Egeo existía una cultura agrícola, organizada en pequeñas aldeas. Dominando cada una de ellas un primitivo Megarón actuaba como asamblea y centro de redistribución de los excedentes agrícolas.

Megarón primitivo

Megarón primitivo

Sigue leyendo

Arquitectura griega I – El orden como meme

Los monumentos de la Grecia clásica tienen una importancia capital en el desarrollo de la arquitectura europea. Los órdenes por ellos creados han servido para vertebrar y dotar de de significado casi toda la arquitectura producida en occidente hasta bien entrado el siglo XX (con la importante salvedad del medievo, del que ya nos ocuparemos en otra ocasión)

Templo de Hera en Paestum - 440 AD

Orden Dórico – Segundo Templo de Hera en Paestum – 440 AD

Orden Corintio - Erecteion - Atenas - 407 AC

Orden Jónico – Erecteion – Mnesicles – Atenas – 407 AC

Orden Corintio - Maison Carre - Nymes - 16AC

Orden Corintio – Maison Carree – Marco Vipsanio Agripa – Nymes – 16AC

Orden Compuesto - Sant Andrea - Alberti - Mantua - 1472 DC

Orden Compuesto – Sant Andrea – Alberti – Mantua – 1472 DC

Orden Toscano - St Paul - Iñigo Jones - Covent Garden Londres - 1631 DC

Orden Toscano – St Paul – Iñigo Jones – Covent Garden Londres – 1631 DC

Sigue leyendo

La evolución consciente

Nuestro cuerpo y la estructura general de nuestro cerebro se construyen a partir de instrucciones codificadas en genes, mediante un proceso automático y ciego que damos en llamar evolución darwinista y que lleva sucediendo en la tierra al menos 3.500 millones de años.
A diferencia de la ilusión  que presenta el diseño inteligente con su postulado de un Dios creador que realizo el mejor de los mundos posibles (quién demonios lo creo a Él? yo me pregunto), la biología no es un campo de rosas: las especies pelean ferozmente por la supervivencia, no hay piedad, o cazas o te cazan… los icneumónidos ponen sus huevas en el interior de animales que previamente han paralizado con un potente veneno; tras la eclosión, las larvas devoran el cuerpo del anfitrión comenzando por grasa y músculo para alargar su vida todo lo posible. En ocasiones el exoesqueleto vacío les sirve como pupa para realizar su metamorfosis.

Sigue leyendo

Memética y Arquitectura II

Como veíamos en el anterior post, la memética es la ciencia que estudia la propagación y mutación de las ideas (memes) entre las mentes humanas.

La memética establece una analogía entre la evolución biológica (controlada por los genes) y la evolución cultural (controlada por memes); aunque los detalles difieren existe un evidente paralelismo: en ninguno de los dos sistemas la evolución tiene un sentido constructivo o de progreso; los replicadores (memes o genes) actúan de modo automático y sus efectos en el mundo físico (los fenotipos o las culturas), simplemente batallan por sobrevivir en un proceso “ciego”

Del mismo modo que no somos responsables de nuestros cuerpos (el fenotipo determinado por nuestro genes) y de hecho no conocemos los detalles de su funcionamiento bioquímico, tampoco somos responsables del diseño de nuestra cultura (construida durante siglos por la pugna entre distintas agrupaciones de memes) ni sabemos hacia dónde se dirige.

Evidentemente esta teoría ha desatado una fuerte polémica en el mundo científico; no en vano, nos arrebata el control de la situación y nos dice que solo somos el subproducto de la competición entre dos familias de replicadores, los genes y los memes.

Para una brillante crítica contra la memética os recomiendo este link; al que intentaré rebatir en alguna otra ocasión: http://caracteres.wordpress.com/2004/02/29/memes-ideas-y-mundos/

A los que os moleste la teminología os aseguro que si sustituis la palabra “meme” por “idea” y “memeplex” por “sistema de pensamiento”, los conceptos vertidos a continuación seguirán siendo válidos

Memética y arquitectura?

Puesto que este blog se dedica fundamentalmente a la arquitectura era la pregunta a la que necesariamente deberíamos llegar…
La memética puede contestar algunas cuestiones que de otro modo ni consideraríamos plantear, por ejemplo:
Por qué se siguen levantando columnas dóricas?

Por qué en la arquitectura actual no hay edificios simétricos?

Por qué surge el movimiento moderno?

Todas estas cuestiones pueden responderse en clave memética (aunque no me cabe duda de que existen otros enfoques igualmente válidos)
Vamos a contestar (brevemente) a la última de ellas:

Memética y arquitectura I

Qué es un meme?

Es una idea o concepto, creada por un cerebro humano y que tiene la capacidad de transmitirse (a otros cerebros) de manera automática e independiente de la voluntad de sus anfitriones.

Ejemplo: Estribillos

Todos hemos sufrido alguna vez este fenómeno, oímos un fragmento de música, de manera quizá inconsciente y luego no podemos sacárnosla de la cabeza, la tarareamos o silbamos sin poder evitarlo. Después de unos días en nuestro entorno más cercano algunos otros individuos comienzan a reproducir las mismas notas…

Advertencia: la exposición a este meme puede causar su repetición y transmisión incontrolada

Sigue leyendo