Memética y Arquitectura II

Como veíamos en el anterior post, la memética es la ciencia que estudia la propagación y mutación de las ideas (memes) entre las mentes humanas.

La memética establece una analogía entre la evolución biológica (controlada por los genes) y la evolución cultural (controlada por memes); aunque los detalles difieren existe un evidente paralelismo: en ninguno de los dos sistemas la evolución tiene un sentido constructivo o de progreso; los replicadores (memes o genes) actúan de modo automático y sus efectos en el mundo físico (los fenotipos o las culturas), simplemente batallan por sobrevivir en un proceso “ciego”

Del mismo modo que no somos responsables de nuestros cuerpos (el fenotipo determinado por nuestro genes) y de hecho no conocemos los detalles de su funcionamiento bioquímico, tampoco somos responsables del diseño de nuestra cultura (construida durante siglos por la pugna entre distintas agrupaciones de memes) ni sabemos hacia dónde se dirige.

Evidentemente esta teoría ha desatado una fuerte polémica en el mundo científico; no en vano, nos arrebata el control de la situación y nos dice que solo somos el subproducto de la competición entre dos familias de replicadores, los genes y los memes.

Para una brillante crítica contra la memética os recomiendo este link; al que intentaré rebatir en alguna otra ocasión: http://caracteres.wordpress.com/2004/02/29/memes-ideas-y-mundos/

A los que os moleste la teminología os aseguro que si sustituis la palabra “meme” por “idea” y “memeplex” por “sistema de pensamiento”, los conceptos vertidos a continuación seguirán siendo válidos

Memética y arquitectura?

Puesto que este blog se dedica fundamentalmente a la arquitectura era la pregunta a la que necesariamente deberíamos llegar…
La memética puede contestar algunas cuestiones que de otro modo ni consideraríamos plantear, por ejemplo:
Por qué se siguen levantando columnas dóricas?

Por qué en la arquitectura actual no hay edificios simétricos?

Por qué surge el movimiento moderno?

Todas estas cuestiones pueden responderse en clave memética (aunque no me cabe duda de que existen otros enfoques igualmente válidos)
Vamos a contestar (brevemente) a la última de ellas:

El palacio de cristal I

A mediados del s. XIX, la arquitectura en el mundo occidental se hallaba cautiva bajo un potente sistema ideológico (compositivo): el academicismo

Después de la brillantez del barroco y los aciertos iniciales del neoclasicismo, la disciplina había sucumbido a una suerte de embrujo, por otra parte recurrente a lo largo de la historia: la mixtificación del pasado; los estilos y las tipologías ya habían sido desarrollados – se pensaba- por los maestros de los siglos anteriores y la esencia de la arquitectura europea (la articulación entre muro y orden), se perdía en la noche de los tiempos, conectada seguramente con los dioses y los héroes.

Palais Garnier – Paris – Beaux Arts 1875

Palais Garnier – Paris – Beaux Arts 1875

En ese contexto de catálogo de modas, de arquitectura pret a porter y École des Beaux-Arts; en Chatsworth, un pueblecito a las afueras de Manchester, un jardinero llamado Joseph Paxton estaba a punto de realizar un gigantesco avance, un punto de ruptura total con toda la arquitectura anterior, iba a nacer, en resumen, eso que llamamos arquitectura moderna, con un edificio tan magnífico como éste:

The Great Stove at Chatsworth – Derbyshire – 1836-40

Sigue leyendo