Welcome to Pottersville

Un cuento de navidad sin final feliz…

James Stewart descubre desorientado que la aburrida pero cálida ciudad de Bedford Falls ha sido sustituida por la nocturna y canalla Pottersville…

Para los que no hayáis visto esta maravillosa película: “Qué bello es vivir” (version HD en inglés aquí) y no os suene la escena (¿es que no veis la tele nunca en navidades?), os contaré, a mi manera, de que va…

George Bailey (James Stewart) es un íntegro héroe americano de los años 40, que siempre soñó con ver mundo, pero por su sentido del deber y la solidaridad para con sus ciudadanos permaneció en el apartado villorrio de Bedford Falls al frente de un pequeño banco local…

Cuando estalla la crisis del 29 y los depositarios acuden en masa a al banco, George convence a sus vecinos de que retiren solo lo imprescindible para evitar la quiebra y la ruina de todos… a duras penas lo consigue empeñando incluso el dinero destinado a su luna de miel….

El pánico entre los vecinos por temor al “corralito”

_

Al acabar la frenética jornada, el banco ha logrado sobrevivir con un superávit de 2$

Durante toda su vida George malamente sobrevive, renunciando a sus sueños y oponiéndose ferozmente a Potter, un acaudalado usurero que desea hacerse con su banco y por extensión con el dominio del pueblo…

En cierta ocasión George hastiado de su abnegada existencia está a punto de rendirse a la vida de lujos que Potter le ofrece a cambio de renunciar a su integridad y traicionar a sus vecinos…

Este es Potter, vaya cara de malo, verdad…

Finalmente la rectitud de George se impone y desdeña las riquezas a cambio de la satisfacción del deber cumplido…

Cuando finalmente la vida parece sonreirle y todo marcha viento en popa; su tío y socio Billy comete una torpeza, perdiendo 8.000 dólares de los fondos del banco que por una casualidad caen en manos de Potter… por supuesto, justo aquel día el banco de George tenía una inspección de hacienda…

El tío Billy comete la torpeza de dejarse el sobre con los 8.000$ en el periódico de Potter

Sumido en la desesperación y sin poder pedir el dinero a nadie, George acude a Potter, pero este que sabe la verdad aprovecha su desesperación, y le amenaza con denunciarlo; arruinado, fuera de sí, y con un seguro de vida como única propiedad George piensa en suicidarse, pensando que vale más muerto que vivo…

George suplica a Potter con su seguro de vida como única garantía

Cuando está a punto de lanzarse al río, ve como un anciano cae al agua, y una vez más olvida todos sus problemas y acude a salvar al pobre viejo…

George a punto de saltar

_

George saca a Clarence del río helado

Mientras secan sus mojadas ropas en una cabaña, el viejo le dice que se llama Clarence y que es su ángel de la guarda. George no le cree, pero en la conversación le dice que desearía no haber nacido, Clarence le concede este deseo, y cuando regresan al pueblo, todo ha cambiado….

George, soy tu ángel de la guardia y he venido a ayudarte para poder ganar mis alas

George, soy tu ángel de la guardia y he venido a ayudarte para poder ganar mis alas

La visión que Clarence le hace ver es desoladora; al no existir George nadie se opuso a Potter y éste ha convertido la antaño feliz y provinciana Bedford Falls en Pottersville, un lupanar de juego, vicio y deudas…

Este no es mi pueblo, que me lo han cambiado…

Nadie le reconoce, las casas que ayudó a construir con sus préstamos nunca se construyeron, su tío Billy está en un manicomio, su madre viuda y sin hijos y finalmente su esposa es una amargada bibliotecaria solterona. Desesperado por la visión, George regresa al puente donde había intentado suicidarse, y pide a Dios que le devuelva su vida…

Cuando un amigo lo encuentra, y le llama por su nombre, George sabe que la pesadilla ha terminado; ya no le importa saber que irá a la cárcel porque ha recuperado su vida, su esposa, sus hijas, y todo por lo que tanto se había sacrificado…

George exultante de regreso en Bedford Falls

Como un loco regresa corriendo a su casa gritando feliz navidad a todos con los que se encuentra… entonces sucede un milagro muy de Frank Capra: su esposa Mary ha hablado con algunos amigos contándoles que George tenía problemas y toda la ciudad, que tanto debía a George,  se ha volcado en una gran colecta que cubre de sobra el descubierto del banco…

En el árbol de navidad suenan unas campanitas, que anuncian que Clarence ha ganado sus alas…

Happy End & God Saves America

Hace poco la vi por enésima vez… y sabéis que pensé….  George no existe y ahora todos vivimos en Pottersville…

Occupy Wall Street

3 pensamientos en “Welcome to Pottersville

  1. Lo que pasa es que los Potters de ahora son un poco más sofisticados, y después de darse un garbeito por los poderes públicos acaban de Directores de Bankia.

  2. Muy bueno el artículo sobre “Qué bello es vivir” en referencia a la crisis actual. Sí, yo también siento que vivo en Pottersville. Quieren que seamos íntegros y dóciles para que el “señor Potter” nos esquile como a las ovejas que somos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s