En 100 años todos calvos…

Si abrimos la excelente aplicación de Google Public Data Explorer, y trasteamos un poco entre sus datos podremos trazar la siguiente gráfica:

En azul tenemos el PIB per cápita (en $) y en rojo la tasa de paro. De mi cosecha ha sido la superposición de los políticos gobernantes en cada periodo.
Se aprecia, muy claramente, que la anterior crisis económica, la de 1.993 (con la resaca de la expo y las olimpiadas), coincide con uno de los máximos históricos del desempleo (19,8%), y que la recuperación del crecimiento llevó toda una década, hasta 2.002.

Podemos discutir apasionadamente la responsabilidad de los partidos gobernantes en estos ciclos de crisis y recuperación, pero en su lugar, vamos a compararnos con nuestros vecinos mayores: Alemania, Francia, Reino Unido e Italia; los países a los que nos gustaría parecernos….

Curioso verdad; todas las gráficas, son la misma gráfica; es decir el comportamiento económico de los países más potentes de Europa es prácticamente idéntico; también sufrieron, como nosotros una crisis en 1.993 y están padeciendo la actual, y su desplome, como en el caso de Reino Unido es aún más aparatoso.

Aquí no hemos superpuesto los partidos gobernantes, ya que parece irrelevante; la alternancia política izquierda/derecha ha pasado por muy diferentes etapas en estos cinco países. Bajo la luz de esta imagen podemos concluir que: el signo político del gobierno influye mínimamente (por no decir nada) en la macroeconomía de un estado.

Por tanto… ¿quién lleva las riendas?; si un político alemán promete bajar los impuestos y uno francés aumentarlos, uno licita infraestructuras y el otro las congela; y el resultado es idéntico, entonces, ¿quién pilota la economía?, o aún mejor: ¿alguien pilota?

Eso sí, las cosas cambian cuando mostramos la comparación de la tasa de desempleo:

Aquí parece que los hermanos mayores han aguantado el tipo de un modo mucho más digno, y han controlado, dentro de lo razonable, la cuestión del paro. ¿Por qué España tiene esos altibajos en la creación de empleo, cuando su comportamiento económico es muy similar al de sus vecinos comunitarios? Yo no tengo la respuesta, pero parece ser un problema, “El Problema” de este país.

Pero basta ya de mirar hacia arriba, giremos la vista hacia el este para encontrar otro territorio, muy parecido a España en cuanto superficie y población: Polonia.

Si analizamos en PIB, nada raro parece suceder, de nuevo el mismo aburrido esquema de crecimiento hasta chocar de bruces con la crisis del 2.007, pero, al comparar la tasa de paro…

Aparece un curioso anti-ciclo, un desfase de casi una década, que podríamos achacar a la salida del comunismo y su tardía incorporación al sistema capitalista, o a otros factores particulares de la región centroeuropea.
Sin embargo, por razones que no vienen aquí al caso, conozco a numerosos polacos que viven tanto en España como en su país natal y hablando con ellos hemos deducido varias cosas:

1- En Polonia no hay “sensación de crisis”, no es un tema prioritario del que los periodicos y televisiones se ocupen machaconamente, como sucede aquí. Los medios de comunicación hablan más bien de un cierto estancamiento y comparan orgullosamente el relativo buen comportamiento de la economía polaca con las dificultades por las que atraviesan otros miembros de la UE.

La estadística muestra el número de artículos dedicados a la crisis económica en los principales diarios polacos; en rojo los “alarmantes”, azul los “neutrales” y en verde los “positivos”

“El Gobierno ha logrado salvar al país de la crisis – le dijo al Senado el ministro de Finanzas  Jacek Rostowski, que advierte, sin embargo, que este no es el fin de las amenazas. Polonia aún no ha sentido el poder de la crisis, que amenaza a la Unión Europea.”

 

¿Es esto realmente cierto, bien sea por la acción política (que lo dudamos) o por otra serie de cuestiones, está Polonia fuera de la crisis económica que ha sacudido todo el mundo occidental?

A la vista de la evolución de la tasa de crecimiento del PIB, parece que los polacos tienen razones para sacar pecho, el proceso iniciado en 2.007 no ha llegado a convertirse en recesión, es más bien una ralentización temporal de un crecimiento, por otra parte bastante robusto.

 

Pero no debemos llamarnos a engaño, y examinemos otra característica de la economía polaca:

2- En Polonia existe actualmente, una publicidad muy agresiva dedicada a promocionar productos financieros, sobre todo, depósitos, créditos al consumo y seguros. Tanto es así, que algunos polacos residentes en España, cuando visitan a sus familiares no pueden reprimir una cierta sensación de “deja vu”, al comparar este proceso con la febril subasta de hipotecas a la que asistimos en España hasta hace apenas 3 años.

Un banner con variada oferta de créditos y depósitos… por ejemplo un depósito al 12% con TV de regalo…

 

Este me encanta: Depósito a 3 meses al 9% con Ipad de regalo…. yummi, además el banco se llama Noble, ¿qué puede fallar?

 

Estos banners se han localizado en apenas media hora en algunos de los portales de noticias más conocidos de Polonia: http://www.gazeta.plhttp://www.onet.pl/, basta que os dejéis caer por allí, aún sin conocer el idioma para encontrar muchos más del mismo estilo.

En estos últimos años han aparecido decenas de nuevos bancos que pelean ferozmente por atraer nuevos clientes con estas ofertas tan jugosas; no hay que ser ningún lince para sospechar que habrá gente que destinará los fondos de un crédito al consumo para invertir en alguno de estos depósitos…. es decir, un Esquema de Ponzi, lo que vulgarmente llamamos un Fraude Piramidal…

Para apoyar mi osada afirmación, aporto la siguiente gráfica:

Porcentaje de deuda de los hogares con respecto al PIB. Fuente Eurostat

 

Apreciamos claramente como en el caso de nuestra amada Spain, el porcentaje de deuda privada casi se dobló en 7 años, hasta que en 2.007 el invento se fue al garete.
La solución para la gran banca ha sido emigrar a algún mercado virgen, uno en el que tras décadas de socialismo y austeridad, la clase media apenas deba dinero a nadie…. Ahí entra Polonia, que como buena sociedad post-comunista, partía de unos niveles de deuda mínimos. Eso sí, su agresiva curva de crecimiento (que misteriosamente desaparece en 2.008) lleva camino de igualar nuestro dudoso sistema de endeudamiento masivo.

Tras la crisis de las hipotecas subprime y el mercado de derivados en USA, que empezó como un negocio residual y ha terminado por contaminar gran parte de la economía mundial, deberíamos haber aprendido una lección: la hipertrofia del crédito es MUY PELIGROSA….

¿Aplicamos las enseñanzas, tan duramente asimiladas? Nooo, faltaríamos a nuestra humana naturaleza si no tropezáramos constantemente en las mismas piedras; para muestra un botón: el escándalo de los microcréditos en la India.

Después de todo lo dicho, ¿podemos afirmar que Polonia está viviendo una burbuja financiera, y que es este, nada productivo, movimiento de capitales el factor que enmascara la crisis?

No, no y no, seguro que me equivoco… no soy más que un aficionado y no entiendo de estas cosas… recientemente la Comisión Europea ha alabado el sólido comportamiento económico de Polonia y le ha augurado un magnifico 4,8% de crecimiento para 2.011

Después de todo, para eso están los organismos internacionales, como el FMI, para supervisar y evitar los descalabros financieros… o no?

Además, si algo malo llegara a ocurrir, la mano invisible de los mercados (seguid el enlace de wikipedia si no creéis que esto sea una teoría económica seria) se encargará de arreglarlo todo y hacernos felices…

En fin, en 100 años todos calvos…

7 pensamientos en “En 100 años todos calvos…

  1. Pingback: En 100 años todos calvos...

  2. Pingback: En 100 años todos calvos… | PHP SPain

  3. Pingback: En 100 años todos calvos… | ForoProvincias.Com

  4. Un estupendo análisis, me ha gustado mucho esa visión objetiva e irónica de la economía europea y mundial. Para mí está claro, las entidades financieras son como las langostas, recogen las ganancias y se van a buscar otros pastos verdes que diezmar.

    Me gusta mucho tu blog, yo soy de historia y estoy intentando crear el mío. Por cierto, ¿no tienes fuentes RSS en el blog para que me suscriba?

  5. Tropezamos dos, y las veces que haga falta con la misma piedra. Hablando de humanidad: sólo vemos lo que queremos ver. ¿No hay relación entre la política y la economía en España? ¿Nos movemos a la par de nuestros vecinos européos? No parece. Miremos la gráfica del paro en el contexto de las franjas de los diferentes gobiernos.
    Esto es como los kilitos de más: a unos les sale barriga y a otros michelines. A España le sale paro. No aprendemos. ¿Volveremos a despotricar sobre los especuladores, las burbujas, los banqueros, etc, etc? ¿Y cuando nos vayamos a estrellar volveremos a frotarles el lomo y sentarlos a nuestra mesa? Ciertamente no aprendemos.
    Yo tampoco entiendo de economía, pero quizá, la única alternativa a una vuelta al sistema económico del trueque, sea aprender a construir casas con excremento de langosta, realizar estructuras con aire o navegar sobre barcas hinchables. Y si se pincha… le ponemos un parche en lugar de agujerearla más. A la próxima se infla menos y ya está. O se refuerza con tablas de madera. Difíciles artes pero, ¿hay alguna alternativa?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s